sábado, 17 de marzo de 2018

[ Misterio en la mansión del observatorio ] Jugando a una Escape Room en casa con Escape the Room


Está claro que las Escape Room se han convertido en una de las propuestas de ocio más interesantes e inmersivas en nuestro país en los últimos años. La evolución de estos juegos ha sido tan grande como la de su extensión por las principales ciudades españolas. Barcelona se lleva la palma, habiendo sido la cuna en nuestro país, pero en Madrid se están poniendo las pilas logrando tener ya un referente como Action House (No me cansaré de recomendar la que es la mejor sala de Madrid) pero si las posibilidades monetarias son menores y queréis pasar un buen rato en grupo hay una serie de juegos de mesa que recogen ese espíritu. Ayer estuve jugando a: Escape the Room: Misterio en la mansión del observatorio (Mercurio Distribución, 2016).

Huelo el misterio y la diversión

A diferencia de otros juegos de escape de mesa, los cuales no pueden ser reutilizables por la forma en la que juegas donde tienes hasta que cargarte cosas que se incluyen, es un juego que puede volver a usarse. Aún mejor: La propia compañía dice como volver a guardarlo desde su web oficial. Es decir: No juguéis a lo bestia rompiendo los sobres que incluyen cosas porque el juego lo podéis regalar a algún amigo y que vaya de mano a mano siendo disfrutado por otros. Una especie de cadena de favores pero en modo juegos.

"Es 1869 y el astrónomo, respetado por toda la ciudad, no ha sido visto desde la prematura muerte de su mujer. Recientemente han estado pasando cosas extrañas en su mansión: ruidos extraños, un olor desagradable y un humo que sale del observatorio. Tus invitados y tú deberéis resolver el misterio en la Mansión del Observatorio encontrando pistas, completando puzzles y escapando de la habitación. Perfecto para fiestas, reuniones y noches en familia. Fomenta el trabajo en equipo. Pasa una velada jugando con tus invitados a resolver acertijos, desbloquear pistas ocultas y descubriendo el misterio de la Mansión del Observatorio. ¿Seréis capaces, tú y tus invitados de resolver el misterio y salvar al astrónomo antes de que se agote el tiempo?"

Una mansión llena de estancias y secretos, ¿Dónde estará el astrónomo éste? ¿Y ese olor? ¿La habrá palmado?

Uno se planta virtualmente delante de esa puerta y ¿Cómo se desarrollan los hechos? De una forma tan sencilla como efectiva. El juego consiste en sobres que representan estancias y se sigue una especie de guía con la que poder ir haciendo los pasos. Es muy sencillo para jugar. Se tiene un tiempo de juego, el cual debe cumplirse, y hay una sección de ayudas en la web que se puede consultar si uno se queda atascado.

Como en estos juegos lo de poner candados haría que la caja fuera mucho más pesada se han cambiado por una serie de códigos de colores que se ponen en una tabla redonda para las comprobaciones... y no os creáis que todo es tan fácil como parece. Os vais a encontrar que tendréis que dar bastantes vueltas hasta llegar a la conclusión del juego y de lo que ha sucedido con el astrónomo, si es que llegáis a encontrarlo.

Misterio en la mansión del observatorio es casi más parecido a lo que es un juego de Escape Room portatil que a una Escape Room con toda su decoración, pruebas y mecanismos pero para una tarde de sábado o domingo en casa comiendo unas patatas fritas y teniendo de fondo algo de música de misterio es un buen plan para combinar.



Dentro de esta colección Escape the Room existe un segundo juego llamado El Secreto del Dr. Gravely que también apunta maneras. Lo dejaremos anotado para una próxima vez. Una buena propuesta para jugar sin salir de casa... y después rularlo entre tus amigos.

En los próximos días se avecina por Escapar, quiero escapar la review de Lío en Broadway, que jugaré esta noche en Action House, y un adelanto de mi plan de semana santa donde visitaré una ciudad para hacer tour por Escape Rooms ¡Soy tan friki! ¡Soy tan feliz!

"No tengo estrés en el trabajo. ¡No lo tengo! ¡Me siento genial!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Escapar, escapar, no tendré ni un momento de tomar aliento para descansar" - Escapar, Camilo Sesto